Plasma rico en plaquetas

Bioestimulacion y Rejuvenecimiento Cutáneo

Los factores de crecimiento.

El factor de crecimiento epidérmico contenido en las plaquetas, aumenta el grosor de la piel, devolviéndole su elasticidad y firmeza, y elimina arrugas al disminuir los efectos de la oxidación celular.

La utilización de plasma rico en plaquetas es un procedimiento nuevo de pocos años de aplicación que comenzó utilizándose para implantes dentales y tratamientos de traumatología con muy buenos resultados, posteriormente se extendió su uso a la medicina estética y otras especialidades médicas. Actualmente es el tratamiento más seguro y eficaz para regenerar y rejuvenecer la piel, entre otros usos.

Consiste en la utilización de la fracción del  plasma de la sangre del propio paciente que concentra la mayor cantidad de plaquetas.  Estas células de la serie blanca de la sangre contienen gran cantidad de factores de crecimiento que estimulan la regeneración celular, aumentan la red de vasos sanguíneos y producen tejido nuevo. Ese es el efecto local que se logra cuando se inyectan estas sustancias en alta concentración en una zona determinada del cuerpo  como ser el rostro, cuello, manos, en el busto o en cualquier lugar que se quiera tratar, activando sus propiedades y ayudando así a regenerar tejido dañado, devolviéndole su espesor, elasticidad y lozanía, o sea rejuveneciendo la piel.

Este tratamiento logra una enorme efectividad acelerando la cicatrización de quemaduras, corrige queloides, acné y estrías, logrando también la corrección de arrugas.

Resultados de su aplicación:
·  un aumento del grosor de la epidermis
·  una recuperación de su consistencia elástica
·  una mejoría de la nutrición cutánea
·  una mayor tersura de la piel
Como actúan los factores de crecimiento:
·  regulan  la regeneración, remodelación y reparación de los tejidos
·  atraen  y orientan las células hacia el lugar en que son necesarias
·  estimulan la división celular para producir células nuevas
·  favorecen el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos
·  activan la síntesis de la matríz celular

PROCEDIMIENTO PARA SU OBTENCION:
Se realiza la extracción de sangre al paciente en el laboratorio entre 4 a 6 hs. antes de la cirugía, ya que la vida media de las plaquetas a temperatura ambiente es corta.
La extracción oscila entre los 10 y 40 cm de sangre, dependiendo ésto de la cantidad de P.R.P y P.P.P que se requiera, teniendo en cuenta que por cada 10 cm de sangre, se obtiene aproximadamente 1 cm de P.R.P y 1 cm de P.P.P.
Previo al centrifugado, se realiza un recuento de plaquetas y una prueba de funcionalismo plaquetario asegurando la viabilidad de las mismas.
Se agrega a la sangre un anticoagulante y se procede a su centrifugado, donde obtendremos una separación en función a las densidades de sus tres componentes básicos (de menor a mayor densidad): el P.P.P es plasma acelular; el P.R.P, que es el concentrado de plaquetas, y por último, los glóbulos rojos. Clínicamente se ha demostrado que una pequeña porción de la parte superior de la capa de células rojas, contiene plaquetas más inmaduras y más grandes, por lo tanto también se incluye en el P.R.P (a ésto se le debe su color rosado ).
Ambos preparados se transfieren a tubos estériles debidamente identificados, y serán remitidos al profesional que lo requiera acompañado por su activador (cloruro de calcio al 10%), su dispensador, y el correspondiente protocolo indicando los valores obtenidos para ese paciente y explicando detalladamente su forma de activación.

Cómo se aplica:
Una vez obtenido el concentrado de plaquetas se aplica en la zona a tratar a través de microinyecciones subcutáneas indoloras.

INDICACIONES PARA EL PACIENTE:
1. Deberá concurrir en ayunas de alimentos sólidos o lácteos 4 a 6 hs. antes de la extracción de sangre;
2. Deberá abstenerse de ingerir fármacos con actividad antiplaquetaria como por ejemplo: aspirina u otros antinflamatorios desde 7 días previos al procedimiento, hasta 7 días posteriores a éste. Recomendamos como analgésicos-antinflamatorios a los inhibidores de la COX2.( comercialmente conocidos como Doxtran, Vioxx, etc. ).

Efectos adversos.
La ventaja de contar con una preparación obtenida del propio paciente, evita el riesgo de infección o transmisión de enfermedades, no requiere prueba de alergia y gracias a su composición rica en hemostáticos, evita la formación de equimosis o hematomas. El tratamiento, no requiere ningún tipo de preparación previa, y tras su aplicación, las personas se reincorporan de forma inmediata a su vida social, sin una sola cicatriz, marca o enrojecimiento. La mejoría es apreciable desde los primeros días y es máxima a los 20 o 30 días, manteniéndose estable muchos meses.

Frecuencia del tratamiento
De acuerdo al estado previo de la piel, se realizan las primeras 2 sesiones cada  30 días y luego cada 6 meses.

Los resultados obtenidos se conservan de 6 a 12 meses, cuando será necesaria una nueva aplicación.

Por último el tratamiento es realizado y supervisado por la Dra Paola Vázquez y la extracción y procesamiento del plasma es realizado por personal certificado en hematología.



Volver Atrás